Martes, 06 Octubre 2015 07:29

¿Fanpage o Biografía de Facebook?

Hay algunas prácticas en social media que me sacan de mis casillas, lo cual reconozco no es difícil, pero en este caso me daréis la razón: las empresas que usan Facebook como biografía en lugar de cómo páginas de empresa.  

Es bien sabido, algo que no es de ahora porque ya llevamos con esto mucho tiempo, que las políticas de Facebook obligan específicamente a hacer uso de las páginas de empresa. Otra cosa -y volvemos sobre la pescadilla que se muerde la cola- es que quien lleve las redes sociales de tu empresa se tu primo, el amigo de tu hijo o tu vecino… pero ese ya es otro tema. 

Esta práctica no solo está pensada para situar en la misma posición a todas las empresas que hagan uso de Facebook, sino –y sobre todo- para proteger a los usuarios de la red social y evitar los abusos y el uso indiscriminado de datos personales. ¿O quieres dar vía libre a que una empresa conozco todos tus movimientos en Facebook, lo que te gusta y lo que no, las noticias que comentas, los lugares que visitas o los amigos que tienes?

Fanpages

Las páginas de Facebook o Fanpage están pensadas para ayudar a empresas, organizaciones o marcas a difundir su historia y conectar con su público. A nivel de uso funcionan igual que las biografías o perfiles, pero a nivel práctico, las utilidades que ofrecen las páginas para los negocios, no están a su disposición en las biografías. 

Un perfil personal, sin embargo, es utilizado por personas físicas para difundir sus historias, fotografías y otros datos personales y compartirlos con otras personas a las que previamente ha aceptado como “amigos”, es decir, que se relacionan entre ellas al mismo nivel y recíprocamente pueden ver sus publicaciones. 

El problema aquí viene cuando una empresa, pasando por alto las normas de uso, utiliza un perfil de Facebook y se relaciona con los demás usuarios en el mismo nivel, accediendo a datos personales que, definitivamente, van a influir en la manera en que esta se dirigirá a los usuarios. 

Este es el motivo principal por el que Facebook no solo desaconseja la práctica, sino que la penaliza con el cierre del perfil

Pero sobre todo, el no hacer uso de una Fanpage te está situando en una posición de desventaja, ya que no te estás beneficiando de las posibilidades que Facebook te ofrece

Sin límite de Me Gusta

Una biografía tiene un tope de 5.000 amigos. Partiendo de esta base, como empresa no te interesa limitar el número total de personas a las que tienes acceso. Mientras que si haces uso de una Fanpage, Facebook no te pone límites, teniendo así la posibilidad de contactar con todas los usuarios a los que tu contenido pueda interesar. Eso sí, son los usuarios los que deciden seguirte y no tu, como empresa, quien solicita una petición de amistad. 

Programar

La ajetreada agenda de un Community Manager no siempre permite hacer las cosas en el momento en que ocurren, Facebook y demás plataformas saben esto, por eso desde sus Fanpages ofrecen la posibilidad de programar las actualizaciones, de manera que podemos tener previstas las publicaciones de las últimas noticias o actualizaciones de nuestro blog, los buenos días o felicitaciones, por ejemplo, para poder organizar un poco mejor el trabajo diario. 

Medir resultados

Es la opción más útil para de as Fanpages y es que es la único manera que tienen las empresas de conocer cuál ha sido el alcance de sus publicaciones, cuántos nuevos Me Gusta ha ido consiguiendo a lo largo del tiempo, cómo se distribuyen sus seguidores por edad y sexo y muchas otras opciones que, si haces uso de Facebook a través de un perfil personal, jamás tendrás la posibilidad de conocer. 

Visibilidad en buscadores

Mientras que, aunque parezca increíble, a Google aún le queda algo de dignidad y suele tener cuidado a la hora de indexar contenido, información e imágenes de perfiles personales de Facebook, con las Fanpages le ocurre todo lo contrario, algo muy beneficioso, por cierto para posicionarte frente a la competencia. Google y otros motores de búsqueda indexan el contenido de las Fanpages para que a los usuarios interesados les sea más fácil acceder a ellos cuando hagan búsquedas relacionadas en el buscador. 

Crear anuncios y concursos

Los anuncios de Facebook están solo disponibles para las Fanpages permitiéndoles así a las empresas incrementar el alcance de sus publicaciones, promocionar su página o publicitar contenido. Estas publicaciones, además, también ofrecen mediciones y facilitan el acceso a nuestro público permitiendo a las empresas segmentar de manera muy concreta y específica, con lo que las posibilidades de llegar a nuestro público objetivo se incrementan en un porcentaje considerable.  

Si viendo esto te das cuenta de que quieres mucho a tu primo, pero no tiene ni idea de cómo sacar partido a todas las posibilidades que Facebook ofrece a las empresas, quizás ha llegado la hora de contactar con profesionales y darle a tu empresa la visibilidad que se merece en las redes sociales

Publicado en Noticias Secundarias
Jueves, 17 Septiembre 2015 07:17

"No Me Gusta" y otras novedades

¡Por fin! Parece que Facebook ha hecho caso de las peticiones que llevaban persiguiéndoles tanto tiempo y finalmente han decidido darle una oportunidad al botón “No Me Gusta”. 

La verdad es que se ha hecho esperar, más aún viniendo de la empresa que ha dado nombre y sentido al Social Media. Escuchar a los clientes, dialogar con ellos y fidelizarlos es la base de esta disciplina: Facebook da a sus usuarios lo que tanto tiempo llevan demandando y ellos, por su parte, se sienten escuchados, tenidos en cuenta y parte de algo grande. 

Aunque aún poco se sabe de cómo va a funcionar o el icono que lo va a representar, Zuckerberg ya se ha adelantado a explicar que no será un pulgar hacia abajo ni contendrá connotaciones negativas, su idea es contraria a cambiar la filosofía de su invento, expresar sentimientos negativos o deprimir a los usuarios. 

No sabemos si es que sus ingenieros han estado trabajando todo el verano sin descanso, pero lo que sí es cierto es que este verano se han revelado muchas novedades en Facebook, pese a que mantienen la interfaz y pueda dar sensación de continuidad, además, se están produciendo algunas filtraciones y rumores de algunas novedades que se están probando y que podrían ser una realidad no dentro de mucho. 

Quién ve tu muro

Esta actualización, que se presentó el pasado julio, permite a los usuarios de Facebook escoger qué noticias quiere ver en primer lugar. Los usuarios tienen así la opción de escoger qué personas o qué páginas quieren ver en lugar de hacerlo Facebook automáticamente. 

Esta actualización incluye, además, la opción “Seguir” o “No seguir”, es decir, sin necesidad de dejar de ser amigo de alguien, podemos seleccionar esta opción para que Facebook no esté continuamente mostrándonos sus publicaciones. Lo mismo para las páginas, podemos optar por “Me Gusta” una página, pero no seguirla, de manera que no tendríamos que estar viendo sus actualizaciones continuamente o sí. 

Configurarlo en Facebook web es sencillo: en la biografía de tu amigo o empresa que te gusta dirígete a la esquina superior derecha, por defecto aparece el botón “Le sigues”, despliega la pestaña y selecciona: ver primero o predeterminado.  Para configurarlos desde un dispositivo móvil deberás hacerlo desde Ajustes

Nombrar a un heredero

Esta función se presentó a mediados de este verano y ha sido muy comentada, para configurar esta opción en nuestro perfil debemos ir a Configuración y al menú Seguridad, aquí seleccionar la opción “Contacto de legado”, que será aquella persona encargada de gestionar la cuenta conmemorativa. Nos permite seleccionar esta opción y dar el contacto de un amigo o familiar o, por el contrario, solicitar la eliminación de la cuenta. 

Nueva vida a las Notas

Realmente no podemos aclarar si en algún momento fueron usadas de manera relevante, lo que sí es cierto es que Facebook quiere cambiar eso e intentar que sus usuarios utilicen la nueva sección Instat Articles, aunque aún no esté disponible para todos, para crear contenido. La nueva sección ofrece la posibilidad de incluir imágenes en diferentes tamaños, hastags y etiquetar a otros usuarios y se presenta sobre todo a los medios para generar contenido directamente en Facebook y enganchar desde allí a los lectores que luego trasladarán a su web correspondiente. 

El perfil para móviles

Uno de los cambios más significativos que se esperan, aunque ahora solo sea una filtración, buscaría dar mayor notoriedad a nuestro avatar situándolo en el centro de la pantalla, bajo la imagen de portada que perdería visibilidad. A continuación se mostrarían nuestra información personal. 

Los responsables de la red social se han apresurado a explicar que aún no está decidido, aunque sí es cierto que están experimentando cómo mejorar la presentación del perfil a través de la app de Facebook para dispositivos móviles. 

Facebook at Work

El pasado 1 de enero, pese a que muchos de vosotros será la primera vez que leéis sobre ello, Facebook lanzó lo que buscaba fuera la competencia directa a LinkedIn, Facebook at Work, con esta aplicación buscan plantar cara a la red social profesional por excelencia mediante la creación de un perfil profesional paralelo y al margen de nuestra cuenta de Facebook y cuyo contenido solo es visible para las personas de tu empresa. 

Para registrarte solo tienes que escribir Facebook at Work en tu buscador y seguir las instrucciones. 

Además de estas novedades, Facebook también estaría trabajando en sendas plataformas para competir con YouTube y Spotify directamente, habrá que esperar y ver cómo cuaja todo y si es verdad que una sola plataforma es capaz de aglutinar las diferentes aplicaciones y posibilidades que ofrece la red en materia de entretenimiento y ocio. Mientras, puedes optar por subirte al carro y aprovechar las ofertas que estamos a puntito de sacar a la luz o seguir pensando que tu negocio no sale del bache por la crisis… 

Publicado en Noticias Secundarias
Jueves, 16 Julio 2015 16:44

Las profesiones del Social Media

Tantas veces hemos oído aquello de “No, si yo tengo un sobrino que se maneja con las redes sociales…”, “Bua, mi primo controla Facebook que da gusto…” o “Eso de las redes sociales es una pamplina, en mi empresa lo llevo yo”, que al final, de tanto repetirse, ha terminado convirtiéndose en verdad, pero en una verdad desvirtuada. Manejar las redes sociales es fácil, fácil a nivel de usuario porque para eso precisamente están creadas. Son intuitivas y no esconden ningún secreto para los ya conocidos como nativos digitales. Algunos secretos sí que esconden para las generaciones previas, pero pocos son ya los que tienen dudas sobre cómo moverse por Facebook, Twitter o Instagram

Sin embargo, no es lo mismo llevar un perfil en una red social como usuario, como persona física, que manejar la página de una empresa en cualquiera de las redes citadas anteriormente (y de las no citadas también). Y esto lo saben muy bien los profesionales

Aquí, como para todo, hay clasificaciones hasta aburrir. Tendemos a unificar todas las tareas en una sola figura (sobre todo esas pequeñas empresas que buscan sacar el máximo partido al becario de turno), generalmente la del community manager, que ha acabado por convertirse en el chico para todo de la oficina: planifica, diseña, escribe, analiza y hace todo lo que sus jefes demanden. Conclusión: el que mucho abarca, poco aprieta. 

Así que hoy, para que esos jefes (si por alguna casualidad nos están leyendo) aprendan un poco las diferencias entre las distintas profesiones dentro del social media, os regalamos una clasificación. 

Social Media Strategist

Es el encargado de diseñar la estrategia a desarrollar en el mundo online. Se encarga de la creación de los perfiles o páginas de la empresa en las diferentes redes sociales en las que estima es relevante su presencia y establece qué tipo de relación será la que establecerán los clientes y la empresa a través de estas redes. 

La estrategia o planificación es el punto más importante, si cabe, dentro de todo el proceso del Social Media porque consiste en volcar en Internet la personalidad de la empresa para conectar con los usuarios o clientes. Hay que conocer muy bien a la empresa, el entorno y los clientes para acertar en la elección de la estrategia y las diferentes iniciativas sociales a llevar a cabo. 

Community Manager 

También conocido como responsable de comunidades (sociales) es la persona encargada de intermediar entre la empresa y los clientes. Es la persona encargada de crear, mantener y dinamizar los diálogos de las comunidades en torno a la marca con el objetivo de fidelizar a los clientes, despertar un sentimiento de lealtad a la marca y generar tráfico hacia la web. Desde otra perspectiva, el community es el portavoz del cliente y el encargado de trasladar todos los comentarios a la empresa. 

El community manager debe poner en práctica las estrategias definidas por el Social Media Strategist. 

Social Media Analyst

Una vez desarrollada la estrategia y puesta en marcha, el siguiente paso es monitorizar los resultados y medirlos con el objetivo de corregir las estrategias que no estén funcionando e introducir otras nuevas. 

Se encarga principalmente de controlar, escuchar y analizar las conversaciones que se llevan a cabo a través de las diferentes redes sociales para medir la opinión que los usuarios tienen de la empresa y cómo la empresa puede beneficiarse de la situación o en qué aspectos debe mejorar y evitar así la temida crisis de reputación. 

Social Media Manager o Director

La verdad es que las diferencias entre un Community Manager y un Social Media son algo difusas, pero para que nos entendamos, podemos decir que el Community Manager es la personalidad social, la voz de los usuarios en las redes sociales, mientras que el Social Media tiene un perfil mucho más empresarial. 

El Social Media es la persona encargada de supervisar a todo el equipo, de coordinar y poner en marcha las estrategias definidas, además de determinar qué, cómo y cuándo hay que medir los resultados. 

El perfil de Social Media suele reunir todos los perfiles anteriormente citados, diseña y planifica la estrategia, analiza y diseña el plan de crisis, el plan de comunicación y, en definitiva, se encarga de determinar previamente todas las acciones a llevar a cabo por la empresa en el medio online. 

¿Lo tienes algo más claro ahora? Si es así y quieres que conversemos un poco sobre cómo vemos tu empresa y que te aconsejemos sobre cómo mejorar su situación, no dudes en contactarnos

Publicado en Noticias Secundarias
Jueves, 16 Julio 2015 13:57

Cinco cosas que hacemos mal en RRSS

En las redes sociales, como en la vida, no nos queda otra que toparnos con gente de todo tipo. Están los que siempre tienen algo que decir y sus antagonistas, los simpáticos o los presumidos. Pero los peores de todos son los listillos, los que se creen que lo saben todo y al final no hacen más que caer en el mismo error una y otra vez. 

Vaya por delante que aquí nadie quiere ir de listillo (muchos menos de gurú, que le estamos cogiendo una manía a la palabreja…), pero hay cuestiones que son de manual, que todo community manager o social media debería conocer. Y, empresario, atiende bien, si tu agencia o agente de marketing no lo sabe, lo mismo deberías plantearte si tu pyme está realmente en manos de profesionales.  

Todo el que haya leído un poco o trabajado minimamente en social media sabe que estos 5 errores son algunos de los que más molestas a las empresas y sobre todo a sus cabezas visibles en las redes: los community managers. 

  • Utilizar la página de empresa como biografía en Facebook

Cuando está comenzando como empresa y te creas una página de empresa en Facebook, sólo tienes dos posibilidades de hacer crecer tu número de “me gusta”: con invitaciones a tus amigos a través de tu perfil personal como administrador de la página o con publicidad, a ver si ahora nos vamos a pensar que en Facebook son tontos… 

Lo ideal es generar contenido de calidad para que Facebook posicione tu página entre las primeras en función de la relevancia que considere que tus contenidos tienen para los usuarios de la red social. Y si esto no está entre tus prioridades, deberás esperar a que el tiempo haga su trabajo. Lo que no puedes hacer en ningún caso es beneficiarte de las ventajas, en cuanto acceso a otros usuarios, de utilizar una biografía personal siendo una empresa. Las políticas de Facebook lo explican claramente y, a riesgo de que te la cierren si te pillan, lo único que conseguirás es irritar a los usuarios con mensajes y otras actividades que están vetadas para las empresas, precisamente por eso, por lo molestas que son para los usuarios de biografías. 

  • Que te sigan para conseguir que les devuelvas y luego unfollow 

El ansia por conseguir un mayor número de seguidores, sea en la red social que sea, lleva a muchas empresas a la creación de perfiles falsos cuyo único objetivo es conseguir muchos seguidores que acaban generando comunidades nada representativas.  

Otras empresas, sin embargo, lo que hacen es seguir la táctica del follow-unfollow, es decir, de seguir para conseguir ser seguidos y después dejar de seguir para que en sus perfiles figure que tienen un mayor número de seguidores, valga la redundancia. 

Insistimos, más allá de ayudar a posicionar a las empresas o marcas, estos usuarios lo que consiguen es aburrir al resto de community managers, arriesgándose, como en Facebook a que cualquier otro usuario les denuncie por cuenta falsa y acabar con los pocos seguidores reales que tuvieran. 

  • Uso discriminado de hastags 

Los hastags sirven para contextualizar un enlace, imagen o comentario que hagamos y posteemos en las redes sociales, pero ocurre, cada vez con mayor frecuencia, que el afán por llegar a mayor cantidad de usuarios hace que se usen demasiados hastags, frases interminables o hastags unidos que hacen incomprensible el mensaje que se quiere transmitir. 

En el lado opuesto están los que por no escribir, no incluyen ni una descripción de la imagen o una aclaración acerca del enlace compartido. En este caso cuesta decidir quiénes cansan más al personal.

  • Los vídeos verticales

Ya he leído en algún que otro artículo que cada vez surgen más apps exclusivas para vídeos verticales y que se postula como la próxima tendencia. Cierto es también que, si el vídeo se graba con un dispositivo móvil que, usamos a diario y a diario lo usamos en vertical, la lógica lleva a pensar que no sea tan descabellado grabar en vertical. 

Quizás lo que me traicione en este caso sea mi deformación profesional periodística (y lo que me costó aprobar la asignatura de cámara), el encuadre dice tanto como la noticia en sí y si no somos de mostrar en la pantalla todo lo que tiene relevancia, la noticiabilidad se pierde.  

  • Conectar todas las cuentas entre sí

Las redes sociales ofrecen la posibilidad de unir las diferentes cuentas entre sí, facilitando la actualización de los perfiles y páginas y, sobre todo, agilizándolo. Esto puede ser muy útil, pero también puede desprender una muy mala imagen de dejadez y poco interés por los usuarios. Y es que el contenido o comentario que vale para Facebook probablemente no valga para Twitter y viceversa. Cada red social requiere un tratamiento diferente y el community manager debe ser capaz de reflejar a su empresa en cada red social de la mejor manera posible. 

Muchos son los usos de las redes sociales y otros tantos los que no hacemos de la manera correcta. No voy a decir que nosotros sepamos hacerlo todo genial, pero por lo menos ponemos todos nuestros esfuerzo y nuestros interés por mantenernos actualizados en las últimas tendencias y uso de las redes y si quieres comprobarlo solo tienes que ponerte en contacto con nosotros

Publicado en Noticias Secundarias
Martes, 14 Julio 2015 07:10

Pymes y marketing online, 3 problemas

Parece que hablar de marketing es hablar de algo lejano y casi inaccesible para las pymes, primero porque utilizar un término en inglés hace que suele como algo más caro, y segundo porque nos vienen a la cabeza grandes campañas que sólo pueden permitirse grandes firmas como Coca Cola o Apple. En definitiva, una pyme, partiendo de esta situación, se olvida del marketing, la publicidad o como quiera llamarse y se limita a la distribución de panfletos y octavillas sin darse cuenta del importante volumen de negocio que aquí están perdiendo.

Seamos realistas, las marcas no desarrollan una estrategia de marketing y publicidad, en cualquiera de sus formatos, sino es con el objetivo único de vender. Objetivos que en el caso de las grandes firmas se ven conseguidos con la obtención de cuantiosos beneficios, pero que en el caso de las pymes se ven relegadas a segundo plano (y eso con suerte) debido a los ajustados presupuestos con los que cuentan y se olvidan de una de las características del social media: económicamente asumible.

En este caso sí que podemos marcar la diferencia entre las grandes marcas, que ya tienen una reputación creada y un cliente fidelizado, y las pymes, que pese a tener una clientela fija, cuentan con menores recursos (humanos y económicos) para el desarrollo de según qué estrategia. Las primeras pueden permitirse cierto margen, jugar más y planificar estrategias que den más juego en marketing, mientras que las pequeñas empresas y marcas nuevas necesitan con urgencia crearse una imagen y vender, antes que fidelizar al cliente. Eso sí, en caso de batacazo, la primera necesitaría algo más que dinero para arreglar la situación, mientras que para la segunda tampoco supondría una debacle.

Pese a todo, las pymes siguen destacando por su falta de adaptación y flexibilidad. Y es que, pese a que actualmente un 92% de las empresas españolas están presentes en las redes sociales, aún sigue predominando el miedo por adaptarse a las nuevas tecnologías.

Las causas:

Transformación del sistema tradicional de trabajo

Las empresas, y sobre todo las pequeñas, han consolidado una rutina de trabajo, futo de muchos años. Su experiencia y conocimientos del sector en el que se desenvuelven se quedan obsoletos cuando se habla de adaptarse a las nuevas tecnologías y acaban prefiriendo mantener su tradicional cartera de clientes, sin ser conscientes de que el cambio generacional y el ciclo de la vida terminará por afectar a esta cartera y, por tanto, a sus negocios.

Ritmo frenético

La rapidez con la que evoluciona el mundo tecnológico es un hándicap, sobre todo para las pymes que ven cómo estas innovaciones varían de un día para otro sin darles tiempo, ya no a adaptarse a ellas, sino que ni siquiera tiene tiempo para llegar a conocerlas y a entender cómo funcionan, cómo utilizarlas y cómo beneficiarse de ellas.

Comunicación

Los dos puntos anteriores convergen en este último: el ritmo frenético propio de las nuevas tecnologías choca con un sistema de trabajo tradicional y afecta directamente en la comunicación de las empresas con sus clientes. La necesidad de los consumidores por estar continuamente en conexión y saber en todo momento qué está pasando es una barrera para las pequeñas empresas acostumbradas a un ritmo más sosegado. Esto no debería ser un problema, sino una manera de buscar el término medio y hacer entender al consumidor que no todo es para ahora. Bien planteado puede reportar unos altos índices de fidelización del cliente.

¿Y tú? Si te has visto reflejado a ti, como empresario, o a tu pyme en este artículo y quieres saber más sobre qué es y qué hacemos en Ideando, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Publicado en Noticias Secundarias